LOPD, RGPD, LSSICE ¿Qué es?

LOPD, RGPD, LSSICE ¿Qué es?

La Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) y el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) son las disposiciones básicas de obligado cumplimiento para todas las empresas y profesionales que, en el desarrollo de su actividad, traten datos de carácter personal, tanto en papel como informáticamente.

La RGPD o Reglamento General de Protección de Datos, es una normativa de ámbito Europeo que entra en vigor que empieza a aplicarse el 25 de mayo de 2018. Esta norma sustituye, en aquello que sustituye y amplia, a la actual regulación de los datos personales modificando y ampliando condiciones.

LSSI o Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información  que se aplica al comercio electrónico y a otros servicios de Internet cuando sean parte de una actividad económica.

La LOPD/RGPD es el marco normativo que establece las obligaciones relativas a:

  • Recogida de los datos.
  • Consentimiento del titular de los datos.
  • Almacenaje, conservación y uso.
  • Datos especialmente protegidos (datos de salud, religión, políticos…).
  • Comunicación o cesión de los mismos.
  • Medidas de seguridad: obligatorias, para garantizar la seguridad respecto a los ficheros, los centros de trabajo, programas y las personas que intervengan en el tratamiento de los datos de carácter personal.

Sanciones RGPD

La diferencia respecto al baremo de sanciones establecido en la LOPD con el nuevo RGPD es más que apreciable.

Dependiendo del artículo del Reglamento General de Protección de Datos que haya sido vulnerado, y sin prejuicio del derecho de indemnización que el Interesado pudiera reclamar judicialmente, las sanciones impuestas sobre infracciones al RGPD pueden ascender de los 10 millones de euros (o el 2% como máximo del volumen de negocio total anual global) hasta los 20 millones de euros (o el 4% como máximo del volumen de negocio total anual global).

Qué es la LSSICE

La Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información se aplica al comercio electrónico y a otros servicios de Internet cuando sean parte de una actividad económica.

Se acoge en la Ley un concepto amplio de servicios de la Sociedad de la Información. Entre otros y siempre que representen una actividad económica, se contemplan los siguientes:

  • La contratación de bienes o servicios por vía electrónica.
  • La organización y gestión de subastas por medios electrónicos o de mercados y centros comerciales virtuales.
  • La gestión de compras en la red por grupos de personas.
  • El envío de comunicaciones comerciales.
  • El suministro de información por vía telemática.
  • El vídeo bajo demanda, como servicio en que el usuario puede seleccionar a través de la red, tanto el programa deseado como el momento de su suministro y recepción, y, en general, la distribución de contenidos previa petición individual.

La ley establece una serie de obligaciones legales a las que tienen que hacer frente las empresas y que varían según el servicio de la Sociedad de la Información prestado.

El envío de un email no solicitado a una única dirección de correo electrónico ya se considera spam y es sancionable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *